martes, 28 de octubre de 2008

Intencionalidades políticas -docentes; medios masivos y "políticos"-

http://enlacezapatista.ezln.org.mx/
REALIZADO POR SQUIZOFRÉNICO
El lunes 20 de octubre de 2008, docentes pertenecientes a la Ciudad de Buenos Aires, se movilizaron hacia la sede del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, reclamando un aumento salarial del 20 % retroactivo a agosto, la restitución de las becas a estudiantes y la cobertura de cargos, entre otros reclamos. Cuando los sindicalitas, docentes y movilizados intentaron instalar una tienda o carpa, las fuerzas de seguridad lo impidieron en dos oportunidades, con una brutal represión - ordenada por el gobierno de la ciudad de Buenos Aires que realizó la denuncia a la fiscalía contravencional-; imposibilitando así el establecimiento de dicha tienda donde los docentes tenían planeado realizar una vigilia de cien horas frente a la sede del gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Debido a la represión animal que la Policía Federal cometió contra los grupos de docentes desarmados movilizados, que dejó por los menos siete heridos, entre ellos la secretaria general de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina, Stella Maldonado, y el vocero de prensa de la Unión de Trabajadores de Educación, Alejandro de Michelis. Francisco Nenna, secretario general de la Unión, en repudio a ese episodio de represión y abuso de autoridad convocó a un paro nacional al que se sumó la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), que llamó a suspender actividades desde el mediodía día siguiente, el gremio de ATE, y también los docentes de escuela privadas, los de enseñanza técnica y la Unión de Docentes Argentinos (UDA).
El martes 21 de octubre se llevó a cabo la Huelga Nacional convocada el día anterior, con un alto acatamiento en todas las provincias argentinas. Los 17 sindicatos docentes porteños, junto con representantes de gremios de otras provincias, la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), centros de estudiantes y agrupaciones políticas, realizaron un acto para dar inicio a "las cien horas de vigilia" frente a la Jefatura de Gobierno, avenida de Mayo y Bolívar. El acto se concretó al lado de la carpa, eje de los graves enfrentamientos ocurrido el día anterior entre los sindicalistas y la Policía, que, se reitera, pretendió impedir su instalación, tras una denuncia del gobierno porteño a la fiscalía contravencional. No obstante, el juez Norberto Gallardo hizo lugar a un recurso de amparo presentado por la diputada porteña Gabriela Alegre y autorizó la instalación de la carpa en la vereda de la Jefatura de Gobierno, algo que las autoridades pretendían trasladar a la Plaza de Mayo. Los manifestantes, por la tarde, y para facilitar la circulación de peatones, trasladaron la carpa a la vereda del Cabildo, situado enfrente de la Jefatura de Gobierno. Roberto Baradel, el titular del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires, pidió recordar –comentario más que apropiado- que "Macri fue socio político del gobernador Jorge Sobisch, el que también mandó a reprimir a los trabajadores de la educación en Neuquén, con el lamentable saldo del compañero fallecido Carlos Fuentealba".
Estos hechos de movilización de los sindicatos docentes es algo que viene desde hace mucho, y el lamentable incidente con la policía suele repetirse, no solo en Buenos Aires, cuidad o provincia. Sin embargo, a donde quiero apuntar mis misiles, es decir mis palabras, es a los discursos y estrategias solapadas desde los medios masivos persuasivos de comunicación, desinformación y reproducción social y los grupos de personas “enchufadas” a la política profesional (...).
Los medios masivos persuasivos de comunicación desinformación y reproducción social y los grupos políticos profesionales, se han plantado- y se percibe en los discursos que transmiten- en una posición de rechazo a estos justos reclamos laborales de la parte organizada de los docentes argentinos; ya que, según su punto de vista, al hacerlo los días de semana los docentes logran que los chicos pierdan horas de clase, que aprendan poco, y no se le da crédito a la propuesta de reponer los días perdidos con clases los días sábados.(...)

“(…) La vicejefa del Gobierno porteño, Gabriela Michetti, consideró por su parte que más allá de las justas reivindicaciones salariales de los docentes porteños, hay una “evidente intencionalidad política” en la realización del paro de actividades.“Me indigna porque los chicos hoy no tienen clases, miles de chicos de todo el país, y uno se pone muy mal con eso”, declaró Michetti. “Cuando uno ve que la gente fuerza situaciones y provoca episodios para poder después tener justificado un paro nacional, dejan a los chicos sin clases, uno no se puede sentir bien”, añadió.Varias provincias argentinas registran conflictos salariales con los maestros. Como consecuencia, cuando todavía falta un mes y medio para la finalización de las clases más de 6,3 millones de alumnos no podrán completar los 180 días obligatorios de escolaridad por año en 14 distritos del país, según un informe del diario “La Nación”(...)”.

(...) Es decir, que tener solidaridad, tener “valores” se reduciría y significaría que los docentes deben trabajar en malas condiciones, dejar de reclamar por lo menos los días de semana, aguantárselas por amor a la “patria” unos meses hasta el año que viene, un “esfuercito” para que los chicos no pierdan las clases; si, las clases de la educación pública, la más importante de todas las educaciones, la que le brinda un futuro a nuestros jóvenes, y a los de las familias más carenciadas. (...)
Michetti al declarar que la protesta docente contiene intencionalidad política, encubre SU PROPIA intencionalidad política y se muestra a sí misma como NEUTRAL cuando no podría estar más lejos de ser así. Podrán preguntar porque hace esto, yo lo veo evidente; pretende ocultar tenazmente la intención política de su concepción de la solidaridad; es decir, dar a entender que la mejor solidaridad sería que los docentes cedan en sus reivindicaciones los días de semana para educar a los alumnos que están perdiendo clases, es una postura política muy fuerte, y va de la mano con intereses mucho más antiguos en la historia, intereses de clase, de elite, el interés de vaciar la escuela, de vaciarla de contenido, de educadores luchadores y concientes. Si, porque ningún docente puede realizar su labor sagrada en condiciones inestables, incómodas, desprotegido, no puede atender a las problemas de los alumnos al cien por ciento de su capacidad teniendo problemas básicos que resolver, los alumnos no son una suma acciones, un montón de papeles que archivar, son seres humanos que esperan, que sienten, que intentan, que se esfuerzan, son niños, y merecen la mejor educación, no la educación que hay; se debe dejar de pensar en el “es lo que hay” eso es una estupidez y una manipulación cultural, a esa frase le faltan unas palabras, debería ser “es lo que hay QUE CAMBIAR”.
(...)
¿Acaso no estaban los protestantes –a sueldo- “del campo” con palos y eran violentos?, ¿Cuál es la razón por la cual a ellos no se defenestró en los medios por esa actitud y sí se lo a hecho para con los ‘piqueteros pobres’ los M.T.Ds u otros movimientos que reclaman educación, salud, trabajo, alimento, necesidades básicas… no la necesidad de poder seguir vacacionando en el exterior? ¿No colocaron carpas en frente del congreso e hicieron un circo de la “respetable” Nación Argentina? ¿No eran ellos autoritarios al cortar las rutas nacionales, cuando quisieron y por el tiempo que quisieron, no para reclamar alimento o trabajo como los piquetes de los desocupados, sino para IMPEDIR EL INGRESO de alimentos, y DESABASTECER a gran parte de Buenos Aires por un mes? ¿Acaso fueron solidarios los protestantes rurales? ¿APOYAR ESO ES SOLIDARIDAD? ¿No es peor y realmente repugnante? ¿No dieron mal ejemplo a la sociedad? ¿No dan mal ejemplo los mismos medios de comunicación, mostrando lo que muestran en el horario que lo hacen sin control, moral, o respeto a la dignidad de la sociedad? ¿La intencionalidad política “del campo” era realmente la reforma de las malas condiciones en que están todos los sectores agropecuarios y agrícolas?
(...)
Cuando la sociedad civil tome conciencia de la urgente necesidad del cumplimiento por parte del Estado de los reclamos y petitorios de los docentes y se solidarice sinceramente, apoyando la lucha y acompañando los reclamos, recién en ese momento va a estar un poquitito “más bueno Buenos Aires” y Argentina.

DESCARGAR ARTÍCULO COMPLETO ACÁ

1 comentario:

Andrés dijo...

Saludos al compañero estudiante y futuro docente. Hermano, hay tanto por hacer y cómo el sistema, permanentemente nos esá acicateándo de que las cosas tienen que seguir como están.
Un saludo fraterno desde Entre Ríos.